A- A+ Print Share

Oxhel™

El helio fue introducido en la década de 1930 para su uso médico por el Dr. Barach para el tratamiento de lesiones obstructivas de la vía aérea. En 1959, Grape comprobó la disminución de la resistencia de la vía aérea en pacientes con que inhalaban helio-oxígeno; luego Still encontró beneficios en asma severo en 1976.

Bibliografía de referencia

1. Hess DR, Acosta FL, Ritz RH, Kacmarek RM, Camargo CA Jr. The effect of heliox on nebulizer function using a beta-agonist bronchodilator. Chest. 1999; 115: 184–189.
2. 30. Barnes SD. Does heliox decrease the need for intubation in acute bronchiolitis? Crit Care Med 1998; 10: 1633.
3. Kemper KJ. Ritz RH. Helium-oxygen mixture in the treatment of postextubation stridor in pediatric patients with burns. J Burn care Rehabil 1995; 16(5) :476-480.

La densidad del helio es de 0.179 kg/m3 que corresponde al 25% de la densidad del aire ambiente (1.429 kg/m3), lo que constituye la base racional y física de su valor terapéutico en enfermedades respiratorias de naturaleza obstructiva, en particular de vía aérea superior y grandes bronquios. Gracias a la baja densidad aportada por el helio, el flujo turbulento de estas áreas se transforma en laminar, lo que permite mejorar el flujo aéreo. Si recordamos el número de Reynolds, esta condición depende directamente de la velocidad del flujo, de la densidad del gas y del diámetro de la vía y es inversamente proporcional a la viscosidad del gas.

Así, a pesar que el Oxhel™ no posee propiedades farmacológicas por si mismo, cumple con el propósito terapéutico de reducir la densidad total del gas inhalado, mejorando el flujo aéreo del paciente.

Oxhel™ en proporción de 80/20 a 70/30, tienen un amplio rango de aplicaciones en pacientes con insuficiencia respiratoria asociada a obstrucción al flujo aéreo.

En particular, el efecto benéfico de Oxhel™ se observa en el manejo de pacientes con:
• Asma agudo severo y casi fatal.
• Obstrucción de vía aérea superior (obstrucción extrínseca ó intrínseca laringo-traqueal.
• Estridor postextubación.
• EPOC reagudizado.
• Enfermedad por descompresión en buceo.

Debido a que la densidad del oxígeno es superior a la del helio cuando se usa un flujímetro de oxigeno en el cilindro el cálculo del flujo debe ser corregido. Si se esta usando la relación 80/20 el valor leído en el flujímetro debe multiplicarse por el factor de corrección 1,8 para obtener el valor correcto del flujo que se está suministrando, por ejemplo, si el flujímetro marca 5 lpm el flujo real será: 5 x 1,8 = 9 lpm.

La administración precisa de la mezcla gaseosa de oxígeno-helio, requiere considerar para pacientes con ventilación espontánea que debe ser administrado mediante una máscara en un sistema cerrado (máscara con válvula de no reinhalación, o sea una máscara facial unida mediante una pieza en Y a una bolsa reservorio específica.