A- A+ Print Share

Kinox 450 ppm™

Air Liquide dispone en muchos países de Kinox™ 450ppm, gas terapéutico constituído por una mezcla gaseosa de óxido nítrico en balance de nitrógeno (450 ppm).

Bibliografía de referencia

1. Timothy R Myers RRT-NPS Therapeutic Gases for Neonatal and Pediatric Respiratory Care. RESPIRATORY CARE 2003 VOL 48 NO 4.
2. Mazzucchelli MT, Dominguez E, Cannizzaro, Bellani P. Tratamiento con oxido nitrico en recién nacidos con fallo respiratorio hipoxémico asociado a Hipertensión Pulmonar. Medicina Infantil 1998; V:165-168
3. Griffiths MJ. Evans T. Inhaled Nitric Oxide Therapy in Adults. N Engl J Med 2005; 353:2683-95.

Kinox™ 450 ppm actúa a través de un incremento de los niveles del GMP cíclico produciendo relajación de la musculatura lisa de los capilares pulmonares (efecto vasodilatador pulmonar selectivo), disminuyendo así la resistencia vascular pulmonar y la presión en la arteria pulmonar, lo que incrementa el flujo sanguíneo hacia alvéolos mejor ventilados, y aumenta la oxigenación arterial. A diferencia de otros fármacos, no actúa en la circulación sistémica.

Kinox™ 450 ppm es fabricado en la planta de producción medicinal de Bonneuil, cerca de París, Francia, bajo buenas prácticas de fabricación, con aval del ministerio de salud local, y desde allí se distribuye a muchos países de todo el mundo.

Está indicado en recién nacidos con hipoxia severa asociada a hipertensión pulmonar (HPPN: hipertensión pulmonar persistente del neonato), hipertensión pulmonar post cirugía cardíaca y post transplante cardíaco y pulmonar, y en casos seleccionados de hernia diafragmática congénita y síndrome de aspiración meconial.

Kinox™ 450 ppm se administra por vía inhalatoria en pacientes ventilados, luego de diluirse en aire y/o oxígeno, mediante un dispositivo específico, llamado OptiKINOX™.

La dosis recomendada es de hasta 20 ppm, a fin de evitar efectos colaterales, ya que al entrar en contacto con el oxígeno, el oxido nítrico puede oxidarse y formar dióxido de nitrógeno (NO2), tóxico para el sistema respiratorio. A fin de no causar este efecto, se deben controlar en forma simultánea en la vía aérea los niveles de NO2 y NO, a fin de mantener un correcto rango terapéutico de uso, sin niveles tóxicos de NO2. Esto se realiza mediante un monitor de oxido nítrico / dióxido de nitrógeno. Además, la interrupción brusca de oxido nítrico puede ocasionar un efecto “rebote” y empeorar el estado clínico del paciente, por lo que la dosis de NO debe reducirse progresivamente al finalizar el tratamiento.

Otro riesgo a tomar en cuenta es la producción de metahemoglobina, aunque no representa un serio peligro a las dosis recomendadas.