A- A+ Print Share

Aplicaciones

Soldadura y Corte

Combustión

Toda combustión necesita de un comburente y de un combustible. La mayor parte de las combustiones industriales utilizan aire, del cual toman, como fuente comburente, el oxígeno. El aire es una mezcla de gases, sus dos componentes mayoritarios son el O2 (21%) y el N2 (78%). La utilización del aire como comburente reduce las probabilidades de que las moléculas de O2 se encuentren con las moléculas del combustible, arrastrando además, parte del calor generado en la combustión.

Tratamiento térmico

En el proceso de fabricación de ciertos productos se requiere la aplicación de tratamientos térmicos para modificar las propiedades de un metal.

Procesos Químicos

Las necesidades de gases en industrias químicas, petroquímicas y afines crecen de forma progresiva de acuerdo con la talla y complejidad que van cobrando sus instalaciones. Los gases industriales tanto como los productos y servicios de Air Liquide son requeridos para operar con mayor seguridad y productividad una refinería, un reactor químico o un pozo petrolífero cumpliendo los requerimientos de calidad y rendimiento. Para ello es necesario disponer de un medio suficientemente seguro, flexible y barato que abarque el amplio inventario de técnicas y procesos donde se requieren aplicaciones con gases industriales.

Criogenia

El mantenimiento de productos o sustancias a temperaturas inferiores a las ambientales forma parte de muchos procesos y productos del sector agroalimentario, del sector químico, tanto química básica y refino como química transformadora, así como del sector laboratorios e investigación.

Carbonatación

En el sector agroalimentario, la carbonatación o gasificación es obtenida naturalmente durante la fermentación del azúcar en alcohol (vinos, cervezas) o artificialmente con la inyección de dióxido de carbono en el líquido base (bebidas gaseosas).